window

los aspectos a tener en cuenta son el material resistente a la climatología, a la vez que te aísle del ruido y de la temperatura exterior.

Hay muchos tipos de ventanas y es necesario elegir el mas adecuado para ti, así que vamos a ello:

Ventanas de aluminio

Son las más comunes en los edificios hoy en día. Son una opción asequible, ligera y de estructura resistente. Se podría decir que las ventanas de aluminio son una buena elección para climas bastantes inclementes o extremos.

PROS CONTRAS
·        Es posible adquirir cualquier tipo de acabado debido a su gran variedad.

·        Material barato

·        Resisten bien las inclemencias climatológicas

 

·        En las calidades más bajas no ofrecen un buen aislamiento térmico ni acústico.

·        Al tratarse de metal, es un material frío que puede ofrecer un puente térmico y incluso producir condensaciones y humedades.

 

Ventanas de PVC

Este material ha evolucionado mucho en los últimos años ya que es perfecto para climas fríos. Su conductividad térmica es muy baja por lo que tiene una gran capacidad de aislamiento. Por otro parte, el aislamiento acústico de las ventanas de PVC también es insuperable.

PROS CONTRAS
·        Aislamiento térmico y acústico de la mayor calidad.

·        Material duradero y resistente a la humedad, el frío o el calor.

·        Al igual que el aluminio, permite una amplísima variedad de colores, texturas y acabados.

·        Aunque es un material resistente, puede sufrir deformaciones en climas extremos.

·        Es una material bastante caro.

 

Ventanas de madera

A nivel estético, está claro, las ventanas de madera no tienen competencia; ninguna imitación puede igualar a la textura natural de la madera, ni su tacto. Eso sí, aunque es un material con buenas propiedades, sufre mucho con la climatología y requiere que barnices tus ventanas cada dos años más o menos si quieres conservarlas en buenas condiciones.

Es un material indicado para clima secos y poco tempestuosos.

PROS CONTRAS
·        Material natural y de belleza.

·        No es tan caro

·        Buen asilamiento tanto acústico como térmico ya que la madera no es un buen conductor térmico.

·        Es un material menos duradero que el aluminio o plástico.

·        Requiere de buen mantenimiento periódico.

·        Sufre deformaciones con la humedad.

 

Por otro lado, existen algunos tipos de ventana especiales que combinan varios materiales, como aluminio y madera, pudiéndote quedar con lo mejor de ambos. Ahora es tu turno de estudiar las opciones y tomar una decisión final para tu hogar.

¡Contacta con nosotros y pide tu presupuesto!

Deja una Respuesta